Acerca de este blog




Si esperan encontrar un resumen rápido de algún caso, es probable que se sientan decepcionados. Se explicarán y analizarán los casos con detalle. Tal vez con demasiado detalle, opinarán muchos. 

Me interesa el aspecto intelectual de la investigación criminal, sobre todo en relación con los crímenes contra las personas. La recopilación y análisis de datos, las hipótesis, las deducciones y las conclusiones. Todo el proceso de reconstrucción racional del pasado, que es, a fin de cuentas, lo que se hace en cada investigación de un crimen. 

Me preocupan e interesan, entre otros:

-La pobre fundamentación teórica y conceptual de todo el proceso de investigación policial y judicial.

-Las distorsiones que provoca la existencia de juicios con jurado.

-El penoso y vergonzoso espectáculo de los peritos y expertos "a sueldo".

-La utilización de “pruebas científicas” que tienen poco de pruebas y menos de científicas.

-El incomprensible auge de ciertas disciplinas asociadas a la investigación criminal, que rozan la pseudociencia en algunos casos.

-Los pesados condicionantes económicos, profesionales, políticos y culturales que soportan detectives y jueces de instrucción, que les hacen favorecer unas líneas de investigación y olvidarse de otras.

-La práctica desaparición de los periodistas de investigación en este campo.

Todos estos problemas afectan, en mayor o menor medida, a todos los paises, incluso a los que cuentan con las fuerzas policiales y los sistemas legales más avanzados y dotados.

Los errores policiales y judiciales son catastróficos. Condenan a inocentes, dejan en libertad a asesinos y el resultado puede ser nuevas víctimas. Los fallos materiales en una investigación son muy llamativos, pero también evidentes. Yo encuentro más interesantes los pequeños fallos de razonamiento, que a veces ni se reconocen como tal, y que no son tan fáciles de descubrir. Pero su efecto puede ser devastador.

A lo largo de los meses se tratarán casos resueltos, otros estarán sin resolver, y en otros no estará claro si están resueltos o no. Algunos casos son bien conocidos y han recibido amplia cobertura mediática, mientras otros no han llegado a los medios de difusión general y tan solo han adquirido relevancia local. En algunos hay mucha información disponible, pero en otros habrá más conjeturas y suposiciones que datos. Pero todos ellos, creo, ilustran principios importantes y muestran los errores y trampas lógicas que acechan a cada paso de una investigación.

EL AUTOR

No importa quien soy. No hay deseo de ocultar, es simplemente una cuestión de privacidad. Creo que lo que escribo, bueno o malo, es lo importante, no quien lo escribe. Si alguien se dirige a mí puede llamarme Nando. Los que prefieran el tuteo, pueden practicarlo con libertad.

EL NOMBRE DEL BLOG

Hace referencia a los guantes que fueron utilizados como prueba en el célebre juicio contra O.J. Simpson, y que, en mi opinión, simbolizan perfectamente todo lo que puede ir mal en una investigación criminal y el juicio subsiguiente. También son un ejemplo perfecto de las dos caras de los juicios con jurado, el intento de construcción racional y la persuasión a través del espectáculo y la apariencia.


COMENTARIOS

Pueden ustedes realizar comentarios libremente, con las únicas condiciones de ser educados y no realizar acusaciones contra personas, directas o veladas, en base a suposiciones, rumores o fuentes dudosas. Borraré de forma automática comentarios que no cumplan estos requisitos. En cualquier caso, la responsabilidad sobre los comentarios recae exclusivamente en quien los escribe y publica.

Pueden discrepar de mis hipótesis con libertad. No estoy casado con ellas, y puedo abandonarlas si se me ofrecen buenas alternativas. De hecho, siempre estoy buscando argumentos inteligentes y opiniones bien fundamentadas.


FUENTES

He dudado sobre este tema hasta el último momento. Aunque mi intención inicial era escribir los artículos citando todas y cada una de las afirmaciones realizadas, al final desistí de ello, al menos de momento. Las razones son las siguientes:

-Aunque para algunos de los casos más conocidos se han escrito varios  libros, algunos de ellos muy bien informados, en otros hay que basarse casi exclusivamente en noticias de prensa o televisión, y en algunas entrevistas.

-Las discrepancias y contradicciones, que aparecen de vez en cuanto en los libros, se presentan a cada paso en los artículos de prensa. En muchas ocasiones los datos que presento son el resultado de la comparación entre varias fuentes de información que se contradicen y la deducción de cuál es probablemente la correcta. Explicar las razones de cada elección, y las hay en cada uno de los casos, implicaría larguísimas notas explicativas.

-Las fuentes basadas en artículos en internet son dudosas en cuanto a su permanencia. Algunos artículos que llevaban varios años disponibles online han desaparecido de un día para otro.

Estas cuestiones me han decidido a prescindir de las notas. En vez de eso, presentaré al final de cada caso un listado de las fuentes más importantes sobre cada caso. Si tengo que citar algo o a alguien en concreto, lo haré en el mismo texto, entre paréntesis, aunque recurriré a esto lo menos posible. En general, esto será suficiente para casi todos los lectores, pero si alguien desea la fuente de una información en concreto o la razón de la elección entre fuentes contradictorias, puede preguntarme directamente.